Pémex acaba con la pesca en Campeche (Expediente parte 2)

Posted on Actualizado enn

Campeche.-  6/07/2014.- .- Cuando a inicios de la década de los 70´s, el pescador Gumersindo Cantarell detectó en las costas frente a Ciudad del Carmen, manchas de aceite que brotaban de la profundidad marina, sin imaginar que su descubrimiento llevaría a Petróleos Mexicanos a uno de los mayores hallazgos de hidrocarburos en el mundo, la industria camaronera del país, tanto en el Pacífico como en el Golfo de México, era boyante, próspera, pujante y con un sólido reconocimiento en el mercado extranjero.

Y nuestra entidad no fue la excepción, pues hasta fines de los 80´s, la pesca del camarón rosado del Golfo, junto con su procesamiento y congelación, constituyeron la principal actividad económica de los puertos de Ciudad del Carmen y Campeche, generando empleos directos e indirectos durante todo el año, e incluso requiriendo personal emergente cuando, por los altos volúmenes obtenidos del crustáceo, el de base resultaba insuficiente para industrializarlo.

Fue también por ello que en esos años las cooperativas camaroneras alcanzaron su mayor influencia y fuerza económica, lo mismo que el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Hielo y Congeladoras, de cuyo edificio sede en la avenida Central hoy sólo quedan algunas ruinas, que compiten en deterioro con las de la agrupación de los trabajadores ferrocarrileros.

En esas fechas de la mayor gloria económica de la industria camaronera en la entidad, el costo promedio de una embarcación camaronera, entonces todas fabricadas con madera, era de alrededor de un millón de pesos, cuando la paridad con el dólar norteamericano era de 12:50 pesos. Pero ocho años después de que don Gumersindo Cantarell reportó a Pemex las chapopoteras que había observado durante sus actividades pesqueras en aguas frente a la Isla de Tris, la paraestatal llegó a la Sonda de Campeche y luego comenzó a operar el primer pozo de producción —Chac— en el subsuelo marino, que dio paso al complejo Cantarell, el segundo campo petrolero costa afuera más grande del mundo, superado posteriormente por el Ku-Maloob-Zaap.

Así, desde 1979 a la fecha, del subsuelo de la Sonda de Campeche se ha extraído la mayor cuota nacional de petróleo, sin que la paraestatal ni la Federación hayan dado un trato fiscal y social recíproco a nuestra entidad. Además, la explotación petrolera en la Sonda acabó con la captura del camarón rosado del Golfo, pues Pemex no sólo se asentó en la zona de reproducción por excelencia del crustáceo y de otras especies de importancia comercial, sino que desde que comenzó sus operaciones frente a Ciudad del Carmen se adueñó de esa región marina, y conforme avanzaron sus complejos también amplió el polígono de sus actividades, restringiendo el acercamiento de las embarcaciones pesqueras de altura. Y a partir de los atentados del 11 de septiembre del 2001 a las torres gemelas del World Trade Center de Nueva York, en los Estados Unidos, la paraestatal amplió todavía más su polígono de operaciones e intensificó sus restricciones a los barcos pesqueros de todo tipo.

Al mismo tiempo, la contaminación que provoca la explotación petrolera, evidenciado desde el descontrol del pozo Ixtoc, ha impactado negativamente en la reproducción del camarón rosado del Golfo y de todas las especies de valor comercial, lo que redujo al mínimo la pesca y amenaza con desaparecerla totalmente, como lo demuestran las raquíticas capturas y las agonizantes flotas de los puertos de Ciudad del Carmen y Campeche, que en el pasado fueron en conjunto la segunda más importante en el Golfo de México.

DESEMPLEO CON RETIRO DE BARCOS.-

Por ello, no le falta razón al empresario Francisco Romellón Pérez, cuya familia desde los años 70´s es parte importante de la industria camaronera del puerto campechano, al señalar que ante los nuevos planes de Pemex de ampliar sus actividades en aguas de la Sonda de Campeche, es muy probable que las autoridades federales pretendan presionar a los armadores para que retiren “voluntariamente” sus embarcaciones. El proyecto de retiro voluntario —explicó Pancho Romellón— es parte del Programa de Uso Sustentable de Recursos Naturales para la Producción Primaria, en su componente de Acuacultura y Pesca, y “tiene por objeto reducir el esfuerzo pesquero de camarón de altamar, a través de la acción voluntaria de entregar las concesiones o permisos de pesca comercial para su cancelación, a cambio del otorgamiento de un subsidio y proceder el desguace —desmantelamiento— de las naves”.

Sin embargo, el verdadero problema del sector camaronero es que Petróleos Mexicanos sigue ampliando su zona de exclusión, lo que afecta de manera directa a la pesca artesanal, y la pretensión de las autoridades es incorporar a los armadores a la acuacultura, “pero la inquietud es salir airosos”. Por ello, los empresarios camaroneros ya advierten que no están dispuestos a ser parte del Proyecto Estratégico de Retiro de Embarcaciones, a menos que el Gobierno Federal les pague el costo real de sus activos, es decir de sus naves, y posiblemente también el de la infraestructura industrial y congeladoras, que en el caso del puerto de Campeche se estiman en seis mil millones de pesos.

Las autoridades del sector pretenden pagar tan sólo 1.2 millones de pesos por cada nave que sea retirada de la pesca del crustáceo, cuando los empresarios estiman que el costo actual promedio de cada barco es de cuatro millones de pesos, es decir, hay una muy considerable diferencia de dos millones 800 mil pesos, en torno de la cual autoridades y empresarios tendrán que dialogar, para llegar a un acuerdo. Eso no es todo, pues como el propio Romellón Pérez lo dio a entender, todo indica que el Proyecto Estratégico de Retiro de Embarcaciones no está considerando cómo resarcir el impacto social que provocaría la entrega y cancelación de permisos y concesiones de captura de camarón, pues a la fecha, y a pesar de la crisis por la que atraviesa la industria, por cada embarcación en activo se generan 11 empleos directos e indirectos.

Cierto, el programa prevé el pago a los empresarios de al menos 1.2 millones de pesos por cada barco que deje de salir a pescar, y los armadores exigen mucho más, pero nada se ha dicho respecto a cómo resarcir a los cientos de personas que quedarían desempleados en los puertos de Ciudad del Carmen y Campeche, que de ninguna manera podrían ser absorbidos por los armadores que decidan dedicarse a la acuacultura a través del proyecto en cuestión.

Por los armadores hablan los directivos de sus agrupaciones estatales y nacional, pero ¿quién o quienes representan los intereses de sus trabajadores? No hay duda de que con los nuevos planes de expansión de Petróleos Mexicanos en el subsuelo de la Sonda de Campeche, aumentará el riesgo de desaparición de la captura del crustáceo, por lo que las autoridades federales y estatales del sector pesquero deben preocuparse ya por cómo enfrentar el problema social que el desempleo en torno de la pesca provocaría.

De ahí también que sea necesario explorar en serio la opción que el empresario Francisco Romellón plantea. Si el verdadero problema del sector es que Pemex sigue ampliando su zona de exclusión, la paraestatal tiene que ser parte esencial para su solución, por ejemplo, mediante la entrega de los seis millones de litros de diesel marino que los armadores demandan para continuar en activo.

Máxime cuando, según el propio empresario, el subsidio de dos pesos por litro del combustible no se ha actualizado desde hace cinco años, por lo que si al entrar en vigor equivalía al 42 por ciento del costo del litro de diesel, a la fecha apenas representa el diez por ciento. Esto, debido particularmente a los incrementos de precios decretados por el Gobierno Federal desde los tiempos en que el panismo se perdió en Los Pinos, y que ahora se condicionan a la aprobación de las leyes secundarias en materia energética, pero sin fijar fechas claras de cuándo sus presumibles beneficios se reflejarán en forma contante y sonante en los bolsillos de los mexicanos.

Información por cortesía de Tribuna de Campeche Tribuna de Campeche: http://tribunacampeche.com/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s